Ademas del airbag frontal existen otros tipos de airbags

Tipos de sensores del airbag

El Model 3 está equipado con un airbag y un cinturón de cadera y hombro en las dos posiciones de los asientos delanteros. El airbag es un sistema de retención suplementario en esas posiciones de asiento. Todos los ocupantes, incluido el conductor, deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, independientemente de que haya o no un airbag en su posición de asiento, para minimizar el riesgo de lesiones graves o de muerte en caso de accidente.

Los airbags se inflan cuando los sensores detectan un impacto que supera los umbrales de despliegue. Estos umbrales están diseñados para predecir la gravedad de un choque a tiempo para que los airbags ayuden a proteger a los ocupantes del vehículo. Los airbags se inflan instantáneamente con una fuerza considerable acompañada de un fuerte ruido. La bolsa inflada, junto con los cinturones de seguridad, limita el movimiento de los ocupantes para reducir el riesgo de lesiones.

Los airbags delanteros no están diseñados normalmente para inflarse en colisiones traseras, vuelcos, colisiones laterales y cuando se frena fuertemente o se pasa por encima de baches y grietas. Asimismo, es posible que los airbags delanteros no se inflen en todas las colisiones frontales, como las colisiones frontales leves, los choques por debajo de la carrocería o los impactos leves con objetos estrechos (como postes o varillas). Pueden producirse daños superficiales importantes en el vehículo sin que se inflen los airbags y, por el contrario, un daño estructural relativamente pequeño puede hacer que se inflen los airbags. Por lo tanto, el aspecto externo del vehículo tras una colisión no representa si los airbags delanteros deberían haberse inflado o no.

Despliegue de los airbags laterales

Un airbag es un sistema de retención de los ocupantes del vehículo que utiliza una bolsa diseñada para inflarse con extrema rapidez y luego desinflarse rápidamente durante una colisión. Está formado por el cojín del airbag, una bolsa de tejido flexible, un módulo de inflado y un sensor de impacto. El objetivo del airbag es proporcionar al ocupante del vehículo una suave amortiguación y contención durante una colisión. Puede reducir las lesiones entre el ocupante que se agita y el interior del vehículo.

Lee más  Cuantas personas con mi nombre

El airbag proporciona una superficie de absorción de energía entre los ocupantes del vehículo y el volante, el panel de instrumentos, el pilar de la carrocería, el revestimiento del techo y el parabrisas. Los vehículos modernos pueden contener hasta 10 módulos de airbag en varias configuraciones, incluyendo: módulos de airbag del conductor, del pasajero, de cortina lateral, montados en el asiento, montados en la puerta, montados en los pilares B y C, de impacto lateral, de rodilla, de cinturón de seguridad inflable y de peatón.

Durante un choque, los sensores de choque del vehículo proporcionan información crucial a la unidad de control electrónico (ECU) del airbag, incluyendo el tipo de colisión, el ángulo y la gravedad del impacto. Utilizando esta información, el algoritmo de choque de la ECU del airbag determina si el evento de choque cumple los criterios para el despliegue y activa varios circuitos de disparo para desplegar uno o más módulos de airbag dentro del vehículo. El despliegue de los módulos de airbag, que funcionan como un sistema de retención complementario a los sistemas de cinturones de seguridad del vehículo, se activa a través de un proceso pirotécnico que está diseñado para ser utilizado una sola vez. Los nuevos módulos de airbag de impacto lateral consisten en cilindros de aire comprimido que se activan en caso de impacto lateral del vehículo[1].

Tipos de suspensión con airbag

Al igual que los cinturones de seguridad, los airbags son un tipo de sistema de retención de seguridad para automóviles diseñado para mitigar las lesiones en caso de accidente. Estos cojines inflados con gas, incorporados en el volante, el salpicadero, la puerta, el techo y/o el asiento de tu coche, utilizan un sensor de choque para desencadenar una rápida expansión del gas nitrógeno contenido en el interior de un cojín que salta en caso de impacto para poner una barrera protectora entre los pasajeros y las superficies duras.

Lee más  Consejeria de justicia

Los dos tipos principales de airbags están diseñados para impactos frontales y laterales. Los sistemas avanzados de airbag frontal determinan automáticamente si el airbag frontal del lado del conductor y el airbag frontal del lado del pasajero se inflan y con qué nivel de potencia. El nivel de potencia adecuado se basa en las lecturas de los sensores que suelen detectar el tamaño del ocupante, la posición del asiento, el uso del cinturón de seguridad del ocupante y la gravedad del choque.

Los airbags de impacto lateral (SAB) son dispositivos inflables diseñados para ayudar a proteger la cabeza y/o el tórax en caso de un choque grave que implique un impacto con el lateral del vehículo. Hay tres tipos principales de SABs: SABs de tórax (o torso), SABs de cabeza y SABs combinados de cabeza y tórax (o “combo”).

Esquema de los airbags

El modelo Y está equipado con un airbag y un cinturón de cadera y hombro en las dos plazas delanteras. El airbag es un sistema de retención suplementario en esas posiciones de asiento. Todos los ocupantes, incluido el conductor, deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, independientemente de que haya o no un airbag en su posición de asiento, para minimizar el riesgo de lesiones graves o de muerte en caso de accidente.

Los airbags se inflan cuando los sensores detectan un impacto que supera los umbrales de despliegue. Estos umbrales están diseñados para predecir la gravedad de un choque a tiempo para que los airbags ayuden a proteger a los ocupantes del vehículo. Los airbags se inflan instantáneamente con una fuerza considerable acompañada de un fuerte ruido. La bolsa inflada, junto con los cinturones de seguridad, limita el movimiento de los ocupantes para reducir el riesgo de lesiones.

Lee más  Penas por delitos leves

Los airbags delanteros no están diseñados normalmente para inflarse en colisiones traseras, vuelcos, colisiones laterales y cuando se frena fuertemente o se pasa por encima de baches y grietas. Asimismo, es posible que los airbags delanteros no se inflen en todas las colisiones frontales, como las colisiones frontales leves, los choques por debajo de la carrocería o los impactos leves con objetos estrechos (como postes o varillas). Pueden producirse daños superficiales importantes en el vehículo sin que se inflen los airbags y, por el contrario, un daño estructural relativamente pequeño puede hacer que se inflen los airbags. Por lo tanto, el aspecto externo del vehículo tras una colisión no representa si los airbags delanteros deberían haberse inflado o no.