Contrato alquiler 5 años puedo irme antes

Certificado de residencia

En Housing Rights, escuchamos a muchos inquilinos que tienen todo tipo de razones comprensibles para dejar una propiedad antes de que termine el contrato.    Desde estudiantes que han tenido que dejar la universidad de forma inesperada, pasando por personas que se han puesto enfermas y para las que la vivienda ya no es adecuada, hasta familias que viven en viviendas deficientes y cuyas peticiones de reparación no son atendidas por el propietario.

La mayoría de los litigios sobre la devolución de la fianza en Irlanda del Norte no tienen que ver con la limpieza, los daños o los retrasos en el pago del alquiler, como ocurre en otras partes del Reino Unido.    Se trata más bien de otras cuestiones. Según TDS NI, estas disputas suelen surgir porque el inquilino ha abandonado el contrato antes de tiempo.

A menudo, los inquilinos parecen sorprendidos de que no puedan poner fin al acuerdo si éste resulta insatisfactorio, sobre todo si consideran que la propiedad no está a la altura. Los inquilinos nunca deben abandonar un contrato de arrendamiento y dar por sentado que no habrá consecuencias. Los inquilinos que se sientan tentados a abandonar el contrato antes de tiempo tienen tres opciones.    Pueden:

Romper el contrato de alquiler

En Housing Rights, escuchamos a muchos inquilinos que tienen todo tipo de razones comprensibles para dejar una propiedad antes de que termine el contrato.    Desde estudiantes que han tenido que dejar la universidad de forma inesperada, pasando por personas que se han puesto enfermas y para las que la vivienda ya no es adecuada, hasta familias que viven en viviendas de baja calidad y cuyas peticiones de reparación no son atendidas por el propietario.

Lee más  Recurso contra sentencia audiencia provincial penal

La mayoría de los litigios sobre la devolución de la fianza en Irlanda del Norte no tienen que ver con la limpieza, los daños o los retrasos en el pago del alquiler, como ocurre en otras partes del Reino Unido.    Se trata más bien de otras cuestiones. Según TDS NI, estas disputas suelen surgir porque el inquilino ha abandonado el contrato antes de tiempo.

A menudo, los inquilinos parecen sorprendidos de que no puedan poner fin al acuerdo si éste resulta insatisfactorio, sobre todo si consideran que la propiedad no está a la altura. Los inquilinos nunca deben abandonar un contrato de arrendamiento y dar por sentado que no habrá consecuencias. Los inquilinos que se sientan tentados a abandonar el contrato antes de tiempo tienen tres opciones.    Pueden:

Contrato de alquiler

Puedes tener un “contrato de alquiler de duración determinada”, que termina en una fecha determinada, o un “contrato de alquiler periódico”, que se prolonga, por ejemplo, mensual o semanalmente. El alquiler periódico también se conoce como “alquiler renovable”.

Es importante que leas y entiendas tu cláusula de ruptura para que sepas cómo y cuándo puedes poner fin a tu arrendamiento. Siga cuidadosamente las condiciones y la redacción de su cláusula de ruptura; si no lo hace, es posible que no pueda terminar su arrendamiento.

Si el periodo de alquiler es superior a un mes, debes avisar con la misma antelación que el periodo de alquiler. Por ejemplo, si pagas el alquiler cada 3 meses, tendrás que avisar al propietario con 3 meses de antelación.

Si tienes un contrato de alquiler periódico conjunto, puedes notificar la finalización de tu alquiler sin el acuerdo de los otros inquilinos, a menos que el contrato de alquiler diga lo contrario. Es importante que sepas que si terminas tu contrato de arrendamiento, éste termina para todos.

Lee más  Que hacer para que se pase la borrachera

El propietario no tiene por qué estar de acuerdo con la rescisión anticipada del contrato. Si no está de acuerdo, tendrás que pagar el alquiler hasta que termine el contrato, incluso si abandonas la vivienda. También es posible que tengas que pagar otras facturas, por ejemplo, el impuesto municipal.

Plantilla de contrato de subarrendamiento en Alemania

Si un inquilino abandona la vivienda, habitación o local antes de que finalice su contrato de alquiler o se marcha sin avisar, puede estar rompiendo su contrato de alquiler. A esto se le llama romper el contrato de alquiler.

Si el arrendador tiene que cubrir los costes porque el inquilino ha roto el contrato de alquiler, normalmente el inquilino tendrá que pagarlos. Estos costes pueden incluir la renta restante, los gastos de publicidad o los gastos de realquiler de la vivienda. Son los llamados “gastos de ruptura del contrato”.

También puede encontrar información sobre cómo los inquilinos pueden comunicar a un proveedor de alquiler su deseo de abandonar la vivienda mediante una notificación de intención de desalojo, o cómo un proveedor de alquiler puede comunicar a un inquilino su deseo de abandonar la vivienda mediante una notificación de desalojo en otras páginas.

Hay algunas razones por las que un inquilino puede marcharse antes de tiempo sin romper el contrato y sin tener que pagar los costes. Estas razones sólo se aplican a los inquilinos de viviendas y no a los residentes de casas de huéspedes o parques de caravanas.

Los residentes de parques residenciales pueden abandonar la vivienda antes de tiempo si necesitan cuidados especiales y personales, si se trasladan a una vivienda social o si necesitan un alojamiento temporal para situaciones de crisis. Sin embargo, es posible que tengan que pagar los costes.

Lee más  El avalista puede vender sus bienes