Impugnación acuerdos comunidad de propietarios

Ley de propiedad horizontal

Los fideicomisos de tierras comunitarias pueden ser socios útiles de las ciudades en la promoción de opciones de vivienda asequible, sostenible y resistente y en la lucha contra el aburguesamiento y el desplazamiento. Los fideicomisos de tierras comunitarias (CLT) son organizaciones sin ánimo de lucro diseñadas para permitir el control de la comunidadVer nota 1 y la administración de la tierra para usos que beneficien al público.Ver nota 2 Los CLT han tenido un éxito especial en la preservación de la vivienda asequible al retirar la tierra del mercado especulativo.Ver nota 3 Adquieren la tierra a través de la compra o la donación y construyen nuevas viviendas asequibles o preservan las existentes u otros activos comunitarios en la tierra. A continuación, los CLT venden (o a veces alquilan) las mejoras, pero conservan la titularidad del terreno subyacente. A los compradores de las estructuras se les concede un contrato de arrendamiento del terreno (normalmente por un plazo de 99 años) por una pequeña cuota anual (por ejemplo, 1.200 dólares al año). Y la reventa de la propiedad se restringe mediante una fórmula de restricción de reventa para garantizar la asequibilidad permanente.

Los CLT también pueden desempeñar un papel importante en el apoyo a las iniciativas de resiliencia y sostenibilidad urbanas.  Ayudan a abordar el principal factor de estrés que afecta a la resiliencia de una persona: una vivienda segura y asequible. Además, muchos CLT incorporan elementos de diseño ecológico en sus proyectos de vivienda, como la energía renovable y las mejoras en la eficiencia energética y del agua, que reducen el coste total de la vivienda para los residentes.Ver nota a pie de página 4 Los CLT también pueden desempeñar importantes funciones de administración del suelo y apoyar otros proyectos de beneficio público en los barrios, como la energía solar comunitaria, la infraestructura verde para la gestión de las aguas pluviales y los proyectos que proporcionan otros servicios comunitarios como parques, jardines urbanos o centros comunitarios.

Lee más  Que son los okupas

Irena

La propiedad horizontal en España y la comunidad de propietarios: Si ha comprado un apartamento o un chalet que forma parte de un complejo de edificios, tenga en cuenta que éstos estarán sujetos a la Ley de Propiedad Horizontal española. Esta ley es aplicable tanto si es usted residente como si no lo es, siempre que sea propietario de un piso o un chalet en una urbanización de uso múltiple.

Según la Ley de Propiedad Horizontal española, cada propietario de un piso o chalet tiene la copropiedad de los elementos comunes del complejo de edificios (escaleras, ascensores, fachadas, piscina, servicios de limpieza, desagües, suministro de agua, cables eléctricos, etc.), junto con el resto de propietarios del bloque. Es decir, cada propietario es dueño de su vivienda, sin embargo, la comunidad de propietarios es la propietaria y gestora de las partes comunes del edificio.

Todos los propietarios del bloque forman la Comunidad de Propietarios. Son responsables de sus partes individuales y de las zonas comunes del bloque. Deben mantener los elementos comunes del edificio. Todos ellos participan en los gastos de la comunidad a prorrata. Sólo aquellos que compren una vivienda individual en propiedad, no tendrán que integrarse en una comunidad de propietarios.

Ejemplos de propiedad comunitaria

Este nuevo PDF ha sido desarrollado por el Servicio de Apoyo a la Propiedad Comunitaria (COSS). Lo utilizan los asesores del COSS para identificar en qué punto del proceso se encuentra usted, según lo establecido en la Parte 5; Transferencia de Activos, en la Ley de Potenciación de la Comunidad (Escocia) de 2015. Ayuda a guiarle a través de los pasos en el camino para lograr sus objetivos.    La primera cara del póster muestra las cuatro fases del proceso de transferencia de activos y señala cada fase del camino.    La segunda cara ofrece más detalles y enlaces a la información pertinente para cada fase.

Lee más  Violencia en barcelona

Esta publicación se ha elaborado en respuesta a la preocupación por el cierre de aseos públicos en todo el país y a la concienciación sobre la necesidad de contar con buenos aseos públicos para promover la salud, el acceso y la inclusión. Cada vez son más las comunidades que estudian cómo pueden implicarse para salvar o proporcionar aseos públicos, por lo que aquí presentamos algunos datos y ejemplos de cómo otras comunidades han procedido para salvar este servicio.

A continuación, también encontrará el seminario web que acompaña a este artículo, impartido por Sandra Macaskill, de CaskieCo, que ha investigado y redactado la publicación para el Servicio de Apoyo a la Propiedad Comunitaria, este seminario web se basará en las experiencias de las comunidades urbanas y rurales, debatirá las cuestiones que deben tenerse en cuenta y destacará algunos de los enfoques innovadores que se están adoptando.

La urbanización española

Todo el mundo sabe que ciertos productos de consumo se quedan “obsoletos”. La frase “obsolescencia planificada” se aplica al plan de un fabricante para asegurar la rentabilidad incorporando a un producto de consumo el germen de su desaparición, y crear así una futura demanda para su sustitución. La obsolescencia también se da en el sector inmobiliario. Los barrios pueden quedar “obsoletos” cuando el estado de la propiedad ya no admite el uso para el que fue concebida originalmente. Los barrios residenciales que se van industrializando poco a poco se convierten en lugares poco adecuados para la construcción de viviendas. Del mismo modo, los terrenos de ranchos que se convierten en enclaves suburbanos normalmente ya no pueden soportar operaciones agrícolas viables.

Los distritos comerciales tradicionales del centro de la ciudad pueden llegar a la obsolescencia y deteriorarse cuando se construye un centro comercial moderno en las afueras de la ciudad. Las propiedades que se han quedado obsoletas pueden languidecer en valor y uso hasta el momento en que una ciudad o un promotor privado decida “reutilizarlas” para un uso más apropiado.

Lee más  Como hacer un convenio regulador sin estar casados

Prácticamente todas las propiedades urbanas llegan a la obsolescencia si se les da el tiempo suficiente. Los conceptos de obsolescencia son igualmente aplicables a los desarrollos de interés común. La idea de que un proyecto durará para siempre en su forma original no es más cierta para las urbanizaciones de interés común que para cualquier otro tipo de propiedad inmobiliaria. En la mayoría de los casos, la obsolescencia física sigue a la pérdida de valor económico debido a las condiciones cambiantes del barrio. Sin embargo, en el caso de las urbanizaciones de interés común, suele ser una combinación de factores físicos y políticos la que conduce a la pérdida de valor económico. Y puede ser este factor político, por ejemplo, la incapacidad de llegar a un consenso de grupo en cuestiones tan importantes como la financiación de reparaciones importantes, así como el “ciclo” natural de los intereses de propiedad en los desarrollos de interés común, lo que acelera la desaparición de un CID.