Ley del registro civil

Funciones y responsabilidades del registro civil local

¿Por qué los sistemas de RCVS tienen un rendimiento inferior? Sistemas globales de RCVSDesafíos y barreras para los RCVSDesafíos del lado de la demandaDesafíos del lado de la ofertaDesafíos políticos e institucionalesConclusión

Consejo de Derechos Humanos de la Asamblea General de las Naciones Unidas (2015).  Vigésimo octavo período de sesiones, tema 3 del programa: Promoción y protección de todos los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, incluido el derecho al desarrollo: La inscripción de los nacimientos y el derecho de todos a ser reconocidos en todo lugar como personas ante la ley, A/HRC/28/13.

Registro Civil

Aunque la actual Ley del Registro Civil de 8 de junio de 1957 ha demostrado su calidad técnica y su capacidad de adaptación a lo largo de estos años, es innegable que la relevancia de las transformaciones de nuestro país exige un cambio normativo en profundidad que, recogiendo los aspectos más valiosos de la institución registral, la acomode plenamente a la actualidad, cuya realidad política, social y tecnológica es completamente distinta a la de entonces.

Un Registro Civil coherente con la Constitución ha de asumir que las personas -iguales en dignidad y derechos- son su única razón de ser, no sólo desde una perspectiva individual y subjetiva sino también en su dimensión objetiva, como miembros de una comunidad políticamente organizada.

Por ello, la Ley abandona la vieja preocupación por la observación territorial de los hechos relativos a las personas, sustituyéndola por un modelo radicalmente distinto que prioriza la historia de cada individuo, liberándolo de cargas administrativas y equilibrando la necesaria protección de su derecho fundamental a la intimidad con el carácter público del Registro Civil.

Lee más  Mi hija no quiere estar conmigo

Ley de matrimonio civil

La Ley de la República (LR) 9048 autoriza al funcionario del registro civil de la ciudad o del municipio o al cónsul general a corregir un error administrativo o tipográfico en una inscripción y/o a cambiar el nombre o el apodo en el registro civil sin necesidad de una orden judicial.

La LR 9048 modifica los artículos 376 y 412 del Código Civil de Filipinas, que prohíben el cambio de nombre o apellidos de una persona, o cualquier corrección o cambio de inscripción en un registro civil sin una orden judicial.

La presidenta Gloria Macapagal-Arroyo aprobó la ley el 22 de marzo de 2001. Con la entrada en vigor de la ley el 22 de abril de 2001, el Secretario General del Registro Civil promulgó la Orden Administrativa nº 1 de la serie de 2001, que se publicó en el periódico en agosto de ese año.

(Un error administrativo o tipográfico se refiere a un error obvio cometido en el trabajo administrativo, ya sea al escribir, copiar, transcribir o mecanografiar una entrada en el registro civil que es inofensivo e inocuo, como un nombre mal escrito o un lugar de nacimiento mal escrito y similares, y que puede corregirse o cambiarse sólo por referencia a otro registro o registros existentes).

Ley 3753 lawphil

Sección 1. Registro Civil. – Se establece un registro civil para inscribir el estado civil de las personas, en el que se inscribirán (a) los nacimientos; (b) las defunciones; (c) los matrimonios; (d) las anulaciones de matrimonios; (e) los divorcios; (f) las legitimaciones; (g) las adopciones; (h) el reconocimiento de hijos naturales; (i) la naturalización; y (j) los cambios de nombre.

Lee más  Que pasó con las niñas que vendieron por 500 dólares

Sección 2. Registro Civil General sus deberes y poderes. – El director de la Biblioteca Nacional será Registrador Civil General y hará cumplir las disposiciones de la presente Ley. El Director de la Biblioteca Nacional, en su calidad de Registrador Civil General, queda autorizado para preparar y expedir, con la aprobación del Secretario de Justicia, reglamentos para llevar a cabo los fines de esta Ley, y para preparar y ordenar la impresión de los formularios necesarios para su debido cumplimiento. En el ejercicio de sus funciones como Registrador Civil General, el Director de la Biblioteca Nacional estará facultado para dar órdenes e instrucciones a los Registradores Civiles locales con referencia al desempeño de sus funciones como tales. Será obligación del Director de la Biblioteca Nacional denunciar toda violación de las disposiciones de esta Ley y toda irregularidad, negligencia o incompetencia de los funcionarios designados como registradores civiles locales al (Jefe de la Oficina Ejecutiva o al Director de las Tribus no Cristianas) Secretario del Interior, según sea el caso, quien tomará las medidas disciplinarias pertinentes contra los infractores.