Percepción social

Percepción social deutsch

Cuando las personas expresan un juicio moral, los demás hacen inferencias sobre su personalidad, como por ejemplo si son cálidos o competentes. Las personas pueden utilizar este proceso interpersonal para presentarse de una manera socialmente aceptable en las circunstancias actuales. A través de cuatro estudios, investigamos esta hipótesis en la cultura china y mostramos que los estudiantes universitarios participantes tendían a asociar los juicios morales deontológicos de los demás con la calidez y los juicios morales utilitarios con la competencia (Estudio 1, Mage = 21,1, SD = 2,45; Estudio 2, Mage = 20,53, SD = 1,87). Además, los participantes hicieron más juicios deontológicos después de prepararse para ser entrevistados para un trabajo que requería que estuvieran en un rol social cálido, y más juicios utilitarios después de prepararse para un trabajo que requería que estuvieran en un rol social competente (Estudio 3, Mage = 19,5, SD = 1,63). Este efecto se mantuvo en los dilemas morales que implicaban diferentes grados de implicación personal hipotética, y pareció estar mediado por la percepción de las expectativas de los demás (Estudio 4, Mage = 19,92, SD = 1,97). Los resultados sugieren un importante papel de la cognición social como influencia en los juicios morales en la cultura china.

La percepción de la persona

Aquí, en lugar de centrar nuestra atención directamente en las contribuciones empíricas o filosóficas anteriores a este tema, abordamos una cuestión relacionada, más específica y más manejable, explorando hasta qué punto los estímulos experimentales utilizados habitualmente en el laboratorio se parecen a los estímulos sociales tal y como se encuentran en el mundo real. Sostenemos que es importante distinguir al menos dos grandes niveles de semejanza: el nivel de las propiedades físicas del estímulo y el nivel de cómo el observador conceptualiza el estímulo en términos de estados mentales. Argumentamos que este análisis tiene importantes implicaciones para los tipos de preguntas que los diferentes diseños experimentales son capaces de abordar. En segundo lugar, proporcionamos nuevos datos que ilustran la importancia de distinguir entre los diferentes niveles para separar los distintos procesos implicados en la percepción social. Por último, discutimos las implicaciones de este marco para la investigación de la percepción social con un enfoque específico en el trabajo clínicamente relevante.

Lee más  Juicio por hurto sin pruebas

Cognición social

La percepción social es un componente importante de la competencia social y el éxito social (incluida la aceptación de los compañeros y la amistad). Además de la percepción social, las personas socialmente competentes deben conocer las reglas sociales, los roles, las rutinas y los guiones de su vida social. Además, deben hacer uso de este conocimiento y de estos guiones en su toma de decisiones y en su actuación. También se preocupan por los demás y tienen el hábito de ajustar su comportamiento en función de las necesidades de los demás. Por último, tienen la confianza necesaria para interactuar socialmente y aceptar la vulnerabilidad asociada al posible rechazo.

La capacidad de “leer” con precisión los estados internos de otras personas depende de circuitos neurológicos específicos en los lóbulos frontales y el sistema límbico del cerebro. Los estudios sugieren que el lóbulo frontal del hemisferio derecho está más implicado que el izquierdo. Por eso, cuando se ve en los informes neurológicos o neuropsicológicos que los lóbulos frontales -en particular el lóbulo frontal derecho- están lesionados, se debe sospechar que hay alguna dificultad en la percepción social.

Teoría de la autopercepción

La percepción es el proceso mediante el cual las personas reciben, organizan e interpretan la información sobre su entorno.1 Percibir implica tomar conciencia del mundo que nos rodea y procesar la información sobre ese mundo. La percepción es el método por el que llegamos a entendernos a nosotros mismos, a otras personas, a las situaciones y a los acontecimientos. La percepción social es el proceso por el que interpretamos la información sobre otra persona u otras personas. Nuestras percepciones sociales nos ayudan a formarnos opiniones y juicios sobre los demás. La percepción social es de interés para los conductistas organizativos porque muchas actividades de gestión se basan en las percepciones de los empleados. Por ejemplo, los directivos utilizan las percepciones sociales cuando reclutan, contratan, forman y evalúan a los empleados. Para llegar a comprender los factores que influyen en la percepción social, consideraremos las características del perceptor, de la persona percibida y de la situación.

Lee más  Venta de participaciones sociales

Cinco características personales importantes del perceptor que influyen en la forma en que percibe a los demás son la familiaridad de la cultura de la persona percibida, la familiaridad con la persona percibida, las actitudes, el estado de ánimo, el autoconcepto y el patrón de pensamiento.