Plan de contingencias

Contingencia deutsch

Una buena gestión empresarial significa planificar para cuando las cosas van mal, así como para cuando las cosas van bien. Las catástrofes y los incidentes graves, como las inundaciones, los incendios o la muerte de un empleado clave, son relativamente raros, pero ocurren. Si identifica los posibles riesgos para su empresa y los utiliza para elaborar un plan de contingencia, puede asegurarse de que su empresa siga sobreviviendo y prosperando después de una crisis.

Todas las empresas se enfrentan a retos, pero lo que marca la diferencia es la forma de afrontarlos, sobre todo en caso de crisis. Contar con un plan sólido de antemano puede facilitar y agilizar las cosas cuando surgen los problemas.

Siempre habrá riesgos que evolucionen y que sean difíciles de prever, pero elaborar planes de contingencia para un plan “B” significa estar preparado para cambiar a un plan alternativo en caso de necesidad. La continuidad no es sólo un problema para las grandes organizaciones. Las pequeñas empresas también deben ser capaces de sobrevivir a una interrupción importante. Tener un enfoque proactivo puede ayudarle:

Disponer de un buen plan de contingencia puede colocarle en una posición más fuerte a la hora de intentar conseguir nuevos negocios en comparación con un competidor que no esté tan bien preparado. También puede ayudarle a garantizar la solidez de su cadena de suministro cuando busque nuevos proveedores potenciales.

Plan de contingencia de riesgos

Un plan de contingencia es un plan concebido para un resultado distinto del plan habitual (esperado)[1]. Suele utilizarse en la gestión de riesgos para un riesgo excepcional que, aunque poco probable, tendría consecuencias catastróficas.

Lee más  Como hacer una reclamación a wallapop

Los planes de contingencia suelen ser ideados por empresas o gobiernos. Si muchos empleados de una empresa viajan juntos en un avión que se estrella, matando a todos los que iban a bordo, la empresa podría verse gravemente afectada o arruinada por tal pérdida. Por ello, muchas empresas tienen procedimientos a seguir en caso de tal desastre. El plan también puede incluir políticas permanentes para mitigar el impacto potencial de una catástrofe, como exigir a los empleados que viajen por separado o limitar el número de empleados en un mismo avión.

En tiempos de crisis, suelen elaborarse planes de contingencia para explorar y preparar cualquier eventualidad. Durante la Guerra Fría, muchos gobiernos elaboraron planes de contingencia para protegerse a sí mismos y a sus ciudadanos de un ataque nuclear. Algunos ejemplos de planes de contingencia diseñados para informar a los ciudadanos sobre cómo sobrevivir a un ataque nuclear son los folletos Survival Under Atomic Attack, Protect and Survive y Fallout Protection, publicados por los gobiernos británico y estadounidense. Hoy en día siguen existiendo planes de contingencia para hacer frente a ataques terroristas u otras catástrofes.

Plan de contingencia d2

Anotación: La planificación de contingencias da lugar a cursos de acción organizados y coordinados con funciones y recursos institucionales claramente identificados, procesos de información y disposiciones operativas para actores específicos en momentos de necesidad. Basada en escenarios de posibles condiciones de emergencia o eventos peligrosos, permite a los actores clave prever, anticipar y resolver los problemas que pueden surgir durante las catástrofes. La planificación de contingencias es una parte importante de la preparación general. Los planes de contingencia deben actualizarse y ejercitarse periódicamente.

Lee más  Renunciar herencia en favor de alguien

Plantilla de plan de contingencia

Es la pregunta que persigue a los profesionales de la continuidad del negocio a lo largo de su carrera. Por supuesto, hay un millón de posibilidades que pueden ocurrir en cualquier momento. Pero la creación de un plan de contingencia empresarial le ayuda al menos a prepararse para lo desconocido.

A veces, una contingencia puede ser positiva -como una entrada de dinero por sorpresa-, pero la mayoría de las veces el término se refiere a un acontecimiento negativo que afecta a la reputación de una organización, a su salud financiera o a su capacidad para seguir en activo. Entre los ejemplos de sucesos negativos se encuentran un incendio, una inundación, una violación de datos o un fallo importante de la red informática.

Los planes de contingencia son una parte importante de la estrategia general de continuidad de la empresa, ya que ayudan a garantizar que su organización esté preparada para cualquier cosa. Muchas grandes empresas y organizaciones gubernamentales crean varios conjuntos de planes de contingencia para que una variedad de amenazas potenciales estén bien investigadas y sus respuestas estén totalmente practicadas antes de que se produzca una crisis.

Piense en los planes de contingencia como una estrategia proactiva, mientras que la gestión de crisis -la otra pieza del rompecabezas de la continuidad del negocio- es más bien una estrategia reactiva. Un plan de contingencia le ayuda a asegurarse de que está preparado para lo que pueda venir; un plan de gestión de crisis le capacita para gestionar la respuesta después de que se produzca el incidente.