Qué es la doctrina parot

Parrot serie amazon

En 2006, el Tribunal Supremo de España adoptó la “Doctrina Parot”, en la que establecía que las reducciones de pena por beneficios penitenciarios, incluida la remisión por trabajo realizado, debían aplicarse a cada condena individualmente y no a la pena máxima. La Doctrina Parot ha sido impugnada recientemente ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por considerar que vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La doctrina fue impugnada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el caso Del Río Prada contra España, en el que se trataba de un antiguo miembro de ETA condenado a ocho penas, cuya pena de prisión se amplió en nueve años tras ser recalculada en base a esta Doctrina.

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos confirmó la decisión de la Sala de 2012 y condenó a España a poner en libertad a la demandante a la mayor brevedad posible y a pagar una justa satisfacción junto con las costas y los gastos por una violación de sus derechos, basándose en su determinación de que España había violado dos disposiciones clave del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Inés del río

Tras la puesta en libertad de Inés del Río, después de la reciente y polémica sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la “doctrina Parot”, parece que la sociedad española ha quedado algo decepcionada con el funcionamiento de la Justicia en su país. No sólo se ha dejado salir a la calle a una mujer condenada a 3.828 años de prisión por haber cometido 24 asesinatos, sino que el Estado español se ha visto obligado a pagar 30.000 euros de indemnización (que finalmente irán destinados a satisfacer la responsabilidad civil de los delitos). Además, el Consejo de Europa ha celebrado el cumplimiento de su revisión de la doctrina Parot y la liberación de 69 presos, 61 de ellos miembros de ETA.

Lee más  Condenas por violencia de genero

La doctrina Parot, explicada de forma sencilla, se refiere a un proceso de determinación de la pena concreta que el condenado cumplirá en prisión. Dicho de otro modo, nuestro Código Penal fija las penas máximas que se pueden cumplir (40 años, según el texto de la reforma de 2003), según las cuales una condena como la de Inés del Río nunca podría superar ese límite. A estas limitaciones se suman los llamados “beneficios penitenciarios”, entre los que se encuentra la posibilidad de reducir la pena mediante el trabajo duro. Por poner un ejemplo práctico, un asesino en serie, condenado a cientos de años de prisión, cumpliría un máximo de 40 años y podría ver disminuida su condena por el trabajo realizado en la cárcel.

Inés del río prada

El término Doctrina Parot – español: Doctrina Parot – se refiere a una decisión del Tribunal Supremo español de 2006 que niega a las personas condenadas por delitos graves derechos específicos concedidos por la legislación española que sirven para limitar o reducir la duración máxima permitida de la prisión.

El artículo 70 del Código Penal español de 1973 prescribía una duración máxima de prisión física de hasta 30 años (no hay límite de condena y Henri “Unai” Parot fue condenado a un total de 4.797 años).

Este máximo de 30 años podía reducirse aún más por buena conducta y participación en medidas de rehabilitación como el trabajo y el estudio. El argumento central de esa legislación era que negar a los presos al menos una esperanza de salir de la cárcel es un castigo cruel e inusual y puede hacer que el delincuente se vuelva violento e ingobernable. En años posteriores, la pena máxima de prisión se amplió a 40 años.

Lee más  Como denunciar a un colegio concertado

Henri Parot fue condenado en 1990 a cumplir varios miles de años por numerosos asesinatos y delitos cometidos como miembro de la organización armada nacionalista y separatista vasca ETA, considerada organización terrorista por el gobierno español.

Antonio anglés martins

Una característica que hace singular al Estado democrático de Derecho es cómo se enfrenta a quienes lo combaten. Con una estrategia aparentemente suicida en cualquier enfrentamiento, pone límites a sus medios de defensa. En una metáfora muy utilizada, lucha con una mano voluntariamente atada a la espalda. Pero al final sale victorioso, lo que demuestra que su estrategia aparentemente equivocada implica en realidad una movilización más sabia de las fuerzas éticas, que compensan con creces lo que se ha perdido por la restricción voluntaria. Ampliando la metáfora, por cada mano que se ata libremente a la espalda, el Estado gana otra más poderosa.

Es conocida la formación clandestina de los llamados GAL (Grupos antiterroristas de liberación), que hicieron la guerra sucia del lado del Estado contra la organización terrorista ETA, y el daño que infligió a la causa del antiterrorismo.

En cuanto a la clara inspiración de la “Decisión Marco 2008/675/JAI del Consejo, de 24 de julio de 2008, relativa a la consideración de las resoluciones condenatorias entre los Estados miembros de la Unión Europea con motivo de un nuevo proceso penal”, incontrovertiblemente a favor de la armonización del sistema punitivo en Europa – “Debe afirmarse el principio de que los Estados miembros deben atribuir a las condenas pronunciadas en otros Estados miembros efectos equivalentes a los de las condenas pronunciadas por sus propios órganos jurisdiccionales de conformidad con el Derecho nacional, con independencia de que dichos efectos sean considerados por el Derecho nacional como cuestiones de hecho o de Derecho procesal o sustantivo”-, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas ha declarado que la “Decisión Marco 2008/675/JAI del Consejo, de 24 de julio de 2008, relativa a la consideración de las condenas entre los Estados miembros de la Unión Europea con motivo de un nuevo proceso penal”, es una de las más importantes.

Lee más  Alquiler sin contrato y sin recibos