Saneamiento por vicios ocultos

Defecto material latente

Una de las quejas más comunes que recibimos aquí en The Car Expert es que un cliente ha comprado un coche (normalmente un coche usado, pero no siempre) y luego ha descubierto que el vehículo parece haber sufrido algún tipo de daño.

Si compras un coche de segunda mano a un vendedor particular, siempre vas a tener dificultades para ganar cualquier argumento o caso judicial, a menos que puedas demostrar de forma concluyente que el vendedor te ha mentido o engañado sobre el estado del coche.

A menos que tengas pruebas que demuestren que el vendedor declaró que el coche no estaba dañado (como la correspondencia por correo electrónico o el anuncio original del vehículo) y pruebas que demuestren que el vendedor estaba mintiendo (como un recibo de las reparaciones realizadas durante la propiedad del vehículo por parte del vendedor), es difícil ganar una reclamación.

Por otro lado, los vendedores de coches deben cumplir varias leyes, entre ellas el Reglamento de Protección del Consumidor frente al Comercio Desleal de 2008. Eso significa que tienes cierta protección del consumidor, aunque puede seguir siendo difícil ganar un argumento para rechazar un coche o reclamar una indemnización si crees que te han engañado al comprar un coche dañado.

Exponer los defectos latentes: sus responsabilidades como propietariohttps://www.stanhopecooper.com ‘ noticias-seguros ‘ exp

Los grupos de defensa de los propietarios han calculado que hasta 92.000 apartamentos construidos durante el boom en Irlanda podrían estar afectados por defectos como la falta de material ignífugo, cuya reparación cuesta una media de 15.000 euros por unidad.

Lee más  Renuncia herencia a favor de persona determinada

En una pregunta parlamentaria al Sr. Donohoe, el diputado del Partido Laborista Ged Nash preguntó si los propietarios de apartamentos y dúplex podrían deducir de sus obligaciones fiscales los gravámenes para financiar la reparación de los defectos, y si la misma facilidad de deducción fiscal se extendería a los propietarios ocupantes.

“Las autoridades locales están exentas del impuesto sobre la renta y no están sujetas al impuesto de sociedades, y los organismos de vivienda aprobados que tienen estatuto de beneficencia se beneficiarían de la exención fiscal de beneficencia, y por lo tanto la deducibilidad fiscal de las tasas de servicio no sería relevante para dichas entidades”, escribió.

Grandes sumasKath Cottier, portavoz de la Alianza de Defectos de la Construcción -que representa a los propietarios afectados por estos problemas-, describió la situación como una “discriminación” contra los propietarios y los arrendadores sociales y dijo que era necesario acabar con ella.

Vicios ocultos en los bienes inmuebles

En la venta de bienes inmuebles, se suele utilizar la expresión “caveat emptor”. Esta frase en latín significa simplemente “que el comprador tenga cuidado”. Lo que el comprador debe tener en cuenta es de gran importancia, ya que obtener lo que no ha negociado en una operación inmobiliaria puede ser un problema devastador y costoso.

Como caveat emptor implica, es responsabilidad del comprador tener mucho cuidado al adquirir una propiedad. La compra de una vivienda es un compromiso financiero importante y, por lo tanto, corresponde a los compradores hacer las averiguaciones e inspecciones necesarias antes de firmar en la línea de puntos. “Como regla general, cuando el vendedor no hace ninguna declaración directa sobre hechos concretos y el comprador tiene suficiente oportunidad de observar el estado de las instalaciones, se aplica la máxima de caveat emptor”.  Fannon v. Carden, Ky., 340 S.W.2d 101, 103 (1951). Sin embargo, ¿qué ocurre cuando un comprador pone mucho cuidado en asegurarse de que una vivienda cumple sus normas y la adquiere, convencido de que es consciente de sus deficiencias, sólo para descubrir más tarde un defecto?

Lee más  Cosas de segunda mano particulares

¿Es el amianto un defecto latente?

Los diferentes diagnósticos técnicos inmobiliarios obligatorios en caso de venta se agrupan en un expediente que se denomina expediente de diagnóstico técnico (DDT). Este expediente debe adjuntarse a todos los contratos de venta y a cualquier venta de una vivienda.

No dude en preguntar a su notario sobre sus obligaciones. La ley le obliga a proporcionar estos documentos, bajo pena de ser responsable de las consecuencias de la falta de información. Por lo tanto, no puede estar exento de esto

Debes informarte para no equivocarte sobre las características del bien que piensas comprar. El diagnóstico permite al comprador hacerse una idea más precisa sobre su inversión, cualidades y defectos.

Edificios residenciales) con más de 10 años de antigüedad que estén sometidos a (Para uso residencial parcial o total) un procedimiento de insalubridad y para los que la administración pide al administrador que presente una DTG.

Para los demás condominios, la realización (o no) de este diagnóstico, que tiene por objeto presentar el estado del edificio y fijar las obras necesarias para su conservación y mantenimiento en los próximos diez años, debe someterse a una votación en junta general. En caso de que exista, la DGT debe presentarse en caso de venta de un lote del condominio o de todo el condominio.